DEVOCIONAL DIARIO

Génesis 22.9-12. 
Esta parte de la historia nos muestra no solo la fe y la confianza en Dios de Abraham sino también la de  Isaac, recordemos que era un niño con uso de razón, posiblemente adolecente; el pasaje no nos dice que el niño se reveló a lo que su padre iba a hacer, tampoco nos dice que el niño cuestiono la acción de su padre, lo que nos dice es que el niño pacientemente acepto con toda confianza la decisión de su padre. Que confianza muestran ambos, padre e hijo, hacia el Dios en que habían creído, estaban seguros de que en el momento oportuno Dios daría lo necesario para agradarle, para culminar la orden que les había dado y así fue, al momento oportuno Dios detiene el acto, este acto que seria la representación de lo que Dios haría varios miles de años después, cuando Dios mismo pondría sobre una cruz a su único hijo para en obediencia morir por toda la humanidad. La frase mas importante de esta historia es: “…Yo se bien que temes a Dios, pues no me has negado a tu único hijo.”.  Porque la obediencia es la mayor evidencia de temer a Dios.

Este post fue publicado el miércoles 21 julio 2021
Sociedad Bíblica Peruana

v.3.70.0
Av. Petit Thouars 991 Santa Beatriz, Lima
Perú
e-mail: redaccion@sbp.org.pe
La hierba se seca y la flor se cae,
pero la palabra del Señor permanece para siempre.


1 Pedro 1.24b-25a DHH

FacebookInstagramYoutube