Sociedad Bíblica Peruana
28/9/2021

DEVOCIONAL DIARIO

Ezequiel 11.19-21.
Tenemos que volver a este texto porque es trascendental en la historia de la salvación. Aquí Dios promete poner un corazón y un espíritu nuevo en el ser humano, especialmente a su pueblo, el que tienen ahora es de piedra, pero Dios les dará un corazón sensible, dispuesto a obedecerle y solo eso los hará su pueblo y Dios será su Dios. Dios se compromete a sí mismo, ha quedado demostrado que el ser humano por sus propios medios no puede agradar a Dios.  El Señor, muestra la debilidad innata del ser humano, que no es capaz de amar en la medida que Dios desea ser amado.  Vamos a Juan 14.15 “Si me aman, obedecerán los mandamientos”.  Jesús entabla un diálogo con los discípulos y se compromete a enviar el Espíritu que les acompañará siempre para que puedan amar y obedecer; “Y yo le pediré al Padre que les mande otro Defensor, el Espíritu de la verdad, para que esté siempre con ustedes. Los que son del mundo no lo pueden recibir, porque no lo ven ni lo conocen; pero ustedes lo conocen, porque él permanece con ustedes y estará con ustedes” Juan 1.16-17. Jesús cumple para Dios las demandas del pacto y nos acompaña por medio de su Espíritu para ayudarnos a cumplir las demandas del pacto y aprender a amar a Dios de todo corazón. En Juan 1.17, “la ley fue dada por medio de Moisés, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo”, la ley escrita en piedra, simbolizando los corazones de piedra que tiene la humanidad, por eso los 10 mandamientos están escritos en piedra, para que entendamos que así son nuestros corazones, pero Jesús hizo realidad la gracia y la verdad o sea nos dio el perdón y dio a conocer la verdad. Y por último en el versículo 31 dice: “Entonces Jesús dijo a los judíos que habían creído en él. Si ustedes permanecen en mi palabra, serán verdaderamente mis discípulos; y conocerán la verdad y la verdad los hará libres”. Podríamos continuar citando versículos, pero lo importante de estos textos es que en Jesús se cumple la promesa de Santuario que camina con nosotros, cuando en Juan 14.23 dice: “Jesús les respondió: El que me ama, obedecerá mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y con el nos quedaremos a vivir.” El nuevo Santuario sería nuestro corazón, cuando lo amamos y de voluntad propia le obedecemos por amor, no por mandatos; hay una relación directa entre amar y obedecer en la Biblia.

Sociedad Bíblica Peruana

Sede Principal 
Av. Petit Thouars 991 Santa Beatriz, Lima
Perú
e-mail: redaccion@sbp.org.pe 


Teléfono: +51 (1) 433 0077
whatsApp: +51 994 610 023

* Sucursal Trujillo :
Jirón Diego De Almagro 857 – 867

𝘚𝘰𝘤𝘪𝘦𝘥𝘢𝘥 𝘉í𝘣𝘭𝘪𝘤𝘢 𝘗𝘦𝘳𝘶𝘢𝘯𝘢 𝘈𝘴𝘰𝘤. 𝘊𝘶𝘭𝘵𝘶𝘳𝘢𝘭 – 𝘙𝘜𝘊 𝟸𝟶𝟷𝟸𝟻𝟾𝟿𝟿𝟽𝟸𝟹

Sociedad Bíblica Peruanav.4.21.8
SIGUENOS