Sociedad Bíblica Peruana
7/5/2021

DEVOCIONAL DIARIO

Salmo 54

Es un salmo de súplica individual. El salmista pide ayuda y protección, se siente traicionado por aquellos en quien él confiaba, ruega a Dios le escuche y en el versículo 4 hace una declaración de confianza que es un ejemplo para nosotros: «Pero tú, mi Dios, eres quien me ayuda; Tú, Señor, eres quien sustenta mi vida».

En medio del dolor y la incomprensión que nos aqueja cuando enfrentamos una situación de traición, esta oración nos enseña de volver a fuente de nuestra salvación, dejando la angustia, el dolor y la confusión de lado, para continuar con el gozo de su salvación.

Sociedad Bíblica Peruanav.4.16.19
SIGUENOS